jueves, 22 de septiembre de 2011

Ruta minera por los Montes de Triano

Esta ruta no puede comenzar en mejor lugar: el funicular de Trápaga (o de la La Reineta) pueblo y barrio que une. Es una suerte realizar un recorrido minero y salir en un medio como este, creado por y para la minería. Se inauguró en un día como el de esta marcha pero de 1926, tiene una longitud de 1179 m y hasta las construcción del de Bulnes era el que tenía el recorrido más largo del Estado. Salva un desnivel de 342 m y con una pendiente máxima de 35 %.



Este plano inclinado es de única vía (más barato) que en la mitad se desdobla. Tenía la particularidad de poder quitar la antigua cabina, que era de madera con un balcón muy majo, para poder transportar vehículos o mercancías. Por eso, en la foto se ve bien, la estructura tiene forma de cuña para permitir que la base esté horizontal. Esta particularidad se da en muy pocos funis a nivel mundial.



Cuando dejamos el funi nos ponemos a andar, con vistas de buena parte de Bizkaia.



Está amaneciendo y se va dirección a las "Minas de los alemanes" en Peña Mora. Seguro que los de los lugares cercanos han estado unas cuantas veces aquí.



En realidad era un lavadero de mineral de hierro que la Sociedad de Minerales y Metales, con capital alemán (por eso el nombre) que aprovechó los escombros de la mina Parcocha (está estaría más arriba). Hace poco vino en prensa un personaje que fue espía en Alemania, fabricó un submarino y estuvo en la creación de "esta mina".
La foto esta sacada mirando hacia atrás según la marcha.




Un poco más adelante se encuentra el cargadero de Peña Mora, restaurado por un campo de trabajo por la juventud hace pocos años. El mineral se bajaba en un tranvía aereo (una linea de baldes) hasta el barrio de Elguero de Trapaga, donde enlazaba con el tren de Triano. Fue construido en 1925.



El cargadero visto desde abajo.



Sigo por el camino con intención de salir a la carretera que sube al monte Argalario.



En la subida que he recortado haciendo "zarzing" miro atrás y se ve el monte Bitarratxu y el lavadero "Mina de los alemanes".



Continuo dirección al Mendibil, cima que en su momento fue centenaria. Al fondo Ganeran y Gazateran.



Desde su exigua cima las vistas de la zona minera de Triano es imponente. Por ella vamos a andar.



Se desciende con dirección a La Arboleda, y en la foto se ve lo que en la actualidad son los lagos o pozos de La Arboleda. Eran explotaciones mineras, a cielo abierto y también en galerías, que al romperse los niveles freáticos y al cesar la explotación y no bombear el agua motivó que se inundasen las minas.
La de la derecha es la Parkotxa, la del medio es el pozo del Blondis (los dos en alusión a las minas) y el de la izquierda el Hostión en las minas Mame, Carmen y Orconera.



La bajada la realizo pegado al Blondis, si estuviéramos en la parte derecha de él (he estado en varias ocasiones) se verían bocaminas, el trazado de las vías de vagonetas con la huellas de sus traviesas, la edificación de la parte superior de un plano inclinado y unos perros con cara de pocos amigos.



El plano inclinado que digo que mediante vagonetas o jaulas sacaban el mineral.



A pesar del contraluz se ve la torre de teléfonos del Mendibil y, no se aprecia, al fondo a la derecha, galerías de minas tapiadas.



Sigo dirección a La Arboleda por toda esta zona que en la actualidad se ha convertido en zona recreativa. También es posible ver alguna mina en su interior pero me queda a desmano.



Este es le pozo del Hostión. Su nombre proviene de un capataz que toda orden que daba la rubricaba con la palabra hostia. Desde la parte de arriba, es una de las fotos "de calendario de la BBK" que refleja esta zona.



De La Arboleda y su historia se podría hacer un monográfico. El nombre le viene precisamente por la existencia de una arboleda en el lugar donde se levanta esta población.
Y sí, también se comen buenas alubias.





Por caminos trillados voy al Centro de Interpretación de peñas Negras, pero antes se toma un desvío para visitar la mina Pickwick o "Picuí".



En esa zona el terreno esta roto con numerosos socavones.



Donde todavía se aprecia los colores rojos de óxido de hierro. Con menos luz la zona es más bonita.





Continuo, ligeramente a la izquierda (en dirección contraria a Peñas Negras).



Para ver más vestigios de la mina "Picuí".



Saco desde aquí una foto al fondo del valle o barranco del Cuadrado. Allí esta La Lejana con unos de los hornos de calcinación más antiguos. Al fondo el Ganekogorta.



Media vuelta y ahora sí, sobre mis pasos, a Peñas negras.



Entro por la parte trasera del Centro de Interpretación y en su parte exterior se encuentra un trómel para el lavado de mineral.



Y unas vagonetas arrastradas por una "cadena flotante", en la realidad la separación era mayor, unos 20 m. Tenía el inconveniente de las curvas y era más costoso esta forma de arrastre que por cable (como por ejemplo el funi).



En el interior ahí un museo muy interesante con maquetas. Esta es del Funi y funciona perfectamente.



Tras la visita, se sale dirección al minero barrio de Triano, tras andar unos metros por la carretera nos desviamos a la izquierda.



Con unas vistas del campo del Golf de La Arboleda. Al parecer está pasando por malos momentos económicos.



Vista de Triano.



A partir de aquí, se irá a La Orconera, Cadegal, Golifar y Ortuella (aunque todo lo nombrado son barrios de Ortuella).





Antiguas balsas.



Ya en la Orconera. A continuación se sucede una maraña de caminos, carreteras, cruces, canteras, camiones, industría, etc.



Como por ejemplo, bajando me encuentro con esta valla. Unos 3 m de altura, ni con un depurado estilo "fosburik" se puede saltar y no tiene ningún agarre, además en su parte superior esta cortada por la mitad del rombo, es decir todo pinchos.
Pero me permite sacar una foto de otra estructura relacionada con minería,que son sus trazados ferroviarios. Esta en concreto, que desde hace años (¿40?) no tiene las vías, es el ferrocarril de la Orconera. Se inauguró en 1877 y el trazado era de Lutxana (Barakaldo) a la mina Cesar en Gallarta y otro ramal a Matamoros.



En el desvio al Cadegal saco al Hospital Central u Hospital de Triano. Situado en el cerro de Buenos Aires en Gallarta se inauguró en 1880. Su primer director y durante los siguientes 20 años fue Enrique Areilza.
En Bilbao la calle Doctor Areilza va en su memoría. Fundó también el hospital de Gorliz y fue director del de Basurto. Considerado el mejor cirujano de la época a nivel estatal, prefirió ejercer la medicinia en un "el campo de batalla" que suponía las minas a otra medicina más lucrativa en Bilbao.
Fue también montañero: solía ir a Picos, La Demanda, Castro Valnera, Sierra de Urbión, etc. Todo un crack.



Llegando a Ortuella. Al fondo los tres montes que une la Martxa de Zierbena.



Una mirada a la sacrificada Margen Izquierda.



Por el barrio de Golifar entrando a Ortuella.



Cuando el mineral de hierro es de baja calidad se procede a su calcinación para aumentar su calidad. Se solian construir al lado de las vias ferreas y aprovechando el desnivel de una ladera, para permitir su carga.
Este que está al lado de la estación de Ortuella fue construido por Berincua Hermanos en 1959 para la mina Bilbao. el cono superior era para aumentar el tiro.



Al fondo el susodicho horno y con las vias del ferrocarril de Triano. Fue el primer trazado ferroviario minero (1865) entre la ría en Setao y Ortuella y la que más mineral acarreo.
Este trazado actualmente cubre la linea de Bilbao-Muskiz y en Barakaldo se desdobla a Santurtzi. Recuerdo cuando desde Bilbao se ponia si el tren iba dirección Santurce o dirección ¡Triano!.



Dirección a Trapaga se pasa por este recien restaurado horno de calcinación. Es más moderno que el anterior y funcionaba con gas-oil.
construido en 1961 por la cia Franco-Belga, tipo Apold-Fleissner. Al parecer se quiere hacer dentro un lugar cultural. Está sin inaugurar todavía, me parece que no tienen presupuesto.



Llegando al final de la ruta. Andando entre pabellones y tendidos eléctricos que meten miedo.



En esta otra, tirando de zoom se ve Urioste, debajo la linea de Triano y por donde va la gente andando la tambien vía de ferrocarril de la Franco-Belga, convertida en paseo peatonal en ese tramo.



Aquí se me acaban las fotos de este recorrido, que coincide con el final del trayecto. En la plaza, ayuntamiento e iglesía de Trapaga.


El recorrido de 27 km, descontando el comodo tayecto del funi. En esta zona falta por ver... ¡casi todo!
Pongo mapa del recorrido y enlace al track.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?&id=2560321




Imprimir artículo

1 comentario:

  1. Un interesante recorrido por uno de los entornos naturales más espectaculares de Euskadi.

    ResponderEliminar